El Duque de Wellington de Goya: National Gallery de Londres, 1961

22 agosto 1961, National Gallery (Londres)

Francisco de Goya. Retrato del Duque de Wellington (1812-1814)

Justo el mismo día que se cumplían 50 años del gran robo de La Gioconda en el Louvre de París, la mañana del 22 de agosto de 1961, se descubrió un robo en la National Gallery de Londres. Por primera y única vez en la historia del museo, unos ladrones entraron y robaron el Retrato del Duque de Wellington, pintado por Goya entre 1812 y 1814, y que la institución había adquirido recientemente. El gobierno británico llegó a pagar – en los años 60- la suma de 140.000 libras.

Goya, Retrato del Duque de Wellington (1812-1814)

Goya, Retrato del Duque de Wellington (1812-1814)

La obra fue subastada 3 meses antes de ser robada, y el nuevo propietario resultó ser un norteamericano, dispuesto a llevarse el retrato fuera de Inglaterra. La sociedad inglesa se opuso firmemente a que el retrato del duque de Wellington saliera del país. Ante la presión social, el gobierno británico cedió a la petición popular y pagó 140.000£ por recuperar la obra. Justo cuando el duque de Wellington llevaba 3 meses en la National Gallery, ya de nuevo en casa, desapareció.

Pocos días después llegó a la comisaría de policía una extraña nota de rescate: el ladrón devolvería el cuadro si el gobierno británico reducía las tasas de televisión que los jubilados pagaban entonces para ver la televisión, por importe de las 140.000£ que el gobierno había pagado por el cuadro. Al parecer, al ladrón le parecía increíble pagar esa cantidad por un cuadro cuando existían en el país las tasas de televisión para los jubilados.

Muy posiblemente Scotland Yard no hizo demasiado caso a esta nota, aunque iba acompañada de importantes detalles sobre la obra que sólo estaban en el reverso de la pintura. La policía recibió dos notas más, que tampoco respondió.  En 1965 el ladrón hizo llegar al periódico Daily Mirror el resguardo de una consigna de la estación de Birmingham, en la que se encontró el retrato del duque.

Finalmente el ladrón se entregó a las autoridades y se confesó culpable del robo. Era un taxista jubilado que explicó que solo quería que los jubilados como él pudieran disfrutar gratuitamente de la televisión. Al ver que no tuvo éxito, devolvió el cuadro. En el juicio fue considerado inocente del robo, pero condenado a prisión 3 meses simbólicamente por el robo del marco.

Anuncios

2 Respuestas a “El Duque de Wellington de Goya: National Gallery de Londres, 1961

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s