El caso del Caravaggio robado en Odessa, Ucrania

30 julio 2008, Museo de Arte occidental y oriental de Odessa (Ucrania) » 100 M$

Michelangelo Merisi da Caravaggio, El beso de Judas (o El Prendimiento de Cristo) (1573-1602)134×172,5 cm

Michelangelo Merisi, Caravaggio, El beso de Judas (o El Prendimiento de Cristo)

Michelangelo Merisi, Caravaggio, El beso de Judas (o El Prendimiento de Cristo)

El 31 de julio de 2008 los trabajadores del museo ucraniano de Arte occidental y oriental de Odessa descubrieron el robo de El beso de Judas de Caravaggio. Era la única obra del genial pintor italiano que se conservaba en un museo ucraniano, y muy pocas veces se exhibió fuera de la institución. La obra llegó a Ucrania porque fue comprada en París por un embajador ruso en Francia, que la regaló en 1870 al gran duque Vladímir Aleksándrovich de Rusia. Una de sus joyas. Una tragedia nacional, según declaró el director del museo.

El robo se produjo el 30 de julio, aprovechando que el museo estaba cerrado ese día. Los ladrones accedieron a través de una ventana directamente a la segunda planta: fueron muy cuidadosos al retirar los cristales con una cuchilla- por este motivo la alarma no funcionó, ya que sólo se activaba si se rompían los cristales. Dadas las dimensiones de la obra, 134×172,5 cm. los ladrones cortaron el lienzo separándolo del marco. Tras hacer la obra más fácil de transportar, huyeron con ella por el tejado.

Meses después del robo, en diciembre de 2008, aparecieron en los medios de comunicación ucranianos, concretamente en el semanario Zérkalo nedeli, unas informaciones sobre la supuesta recuperación de la obra. Según la noticia el semanario afirmó que se había encontrado el Caravaggio: Tatiana Balanovskaya, experta del museo, se apresuró a desmentir lo publicado, y afirmó que tanto el museo como la policía habían conocido la noticia a través de la prensa.

En un comunicado de prensa, el Ministerio del Interior, además de desmentir la recuperación de El beso de Judas, señaló que se había seguido una pista falsa relacionada con un coleccionista llamado Nikolái Ponomarenko, colaborador del museo, que desapareció el mismo día del robo y fue encontrado más tarde asesinado.

Tras dos años de búsqueda, hasta finales de junio de 2010 no se tienen noticias de la obra: es entonces cuando la policía alemana la encontró en Berlín. Esta vez la pista no era falsa, y quien la proporcionó fue el propio director del museo, Vladimir Ostrovski, que encontró el cuadro en un catálogo de una casa de subastas rusa. La venta debía cerrarse en Berlín, donde se reunieron los ladrones y los compradores. La Oficina Federal de Investigación Criminal alemana (la BKA, Bundeskriminalamt) y los cuerpos de élite (unidad especial GSG 9) de la policia alemana y ucraniana asaltaron y detuvieron a los 4 ladrones (tres ucranianos y uno ruso) justo antes de la transacción de la obra. Al parecer, los vendedores y otros 20 detenidos en Ucrania formaban parte de una banda internacional especializada en el robo de obras de arte.

Anuncios

2 Respuestas a “El caso del Caravaggio robado en Odessa, Ucrania

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s